El Prat (El Prado)

La gente de la comarca conoce a esta plaza como el Prat, porque antiguamente se había llamado a este sitio el Prat del Molí (Prado del Molino).

El 6 de diciembre de 1118, el conde Ramon Berenguer III concedió a la villa el privilegio de tener mercado, actualmente celebrado los domingos, y el 31 de julio de 1251 el rey Jaime I permitió la organización de una feria por San Juan, aunque en 1321 Jaime II la trasladó al día de San Miguel.

Desde entonces, en el mercado se han exhibido toda clase de productos del Valle, a pesar de que la construcción de las carreteras de Ripoll (1892) y Olot (1927), así como la línea férrea Barcelona-Puigcerdà (1922), propiciaron la entrada de productos procedentes de otros lugares.