Iglesia de Santa María

La iglesia de Santa Maria es un templo parroquial de estilo gótico de grandes dimensiones que data del siglo XIV, acabado con un ábside angular y flanqueado por altares en los laterales.

Durante los siglos XIV y XV, se construyeron los muros del presbiterio con las cuatro capillas laterales, y durante el siglo XVII se reformaron las bóvedas del presbiterio de la nave. La capilla lateral del frente del portal, las dos cercanas al presbiteriano y la de los Dolores, donde se encuentra la Piedad del escultor Amadeu, se edificaron durante el primer cuarto del siglo XVIII. Sin embargo, y debido a los terremotos de 1428, ha resultado dañado y ha sufrido varias reconstrucciones.

El interior de la iglesia conserva un magnífico busto relicario de plata con los restos de San Paladio, protagonista de la leyenda de nuestro territorio y Patrón de Camprodon. En la capilla de delante, se puede admirar una exposición permanente de orfebrería religiosa de las parroquias del Valle de los siglos XV al XX.

Desde el siglo XIII, Santa Maria fue el centro religioso preferido por la clase burguesa de Camprodon, lo cual propició la construcción de una iglesia nueva y suntuosa sobre el primitivo edificio alto medieval, del que no queda vestigio alguno.

Hay que destacar que la primera mención documental de una iglesia dedicada a Santa María, se encuentra en Camprodon, y aunque de esta primera iglesia no queda nada, se sabe que no ocupaba el lugar que ocupa la actual.