Paseo Font Nova

En el Paseo de la Font Nova, remodelado durante la segunda mitad del siglo XIX, se ubicaron las primeras residencias de veraneantes.

A lo largo del paseo se pueden observar magníficas residencias de ilustres familias y edificios de estilos diversos construidos por arquitectos de renombre. Al final del paseo, donde originariamente se encontraba una fuente de tres chorros, encontramos una fuente y un busto del Dr. Robert, recordando a quien fuera el impulsor de la actividad turística de la zona.

Algunas de las reconocidas residencias son: can Pomar, construida por el arquitecto Josep Vilaseca, autor del Arco de Triunfo de Barcelona; can Vincke, casa de estilo alpino de una familia de industriales alemanes, o can Torrent, donde el entonces príncipe Juan Carlos pasó una temporada.